5 consejos para un ayuno saludable en casa •

Hay muchos cambios en el estilo de vida durante el mes de ayuno. A partir de patrones de sueño, patrones de alimentación y actividades diarias durante el Ramadán en casa. A pesar de que casi todas las actividades se realizan en casa, debe asegurarse de que todos los miembros de la familia puedan mantener la forma física durante el mes de ayuno. Para estar siempre saludable y en forma, intente echar un vistazo a algunos consejos saludables sobre el ayuno en casa.

Consejos para un ayuno saludable en casa

Todos esperan que el ayuno se desarrolle sin problemas hasta el final del Ramadán. Sepa que hay muchos beneficios del ayuno, uno de los cuales reduce las reacciones inflamatorias o la inflamación. Los beneficios del ayuno se pueden obtener de manera óptima cuando se puede implementar un estilo de vida saludable durante el mes de ayuno.

Para eso, puede aplicar los siguientes consejos para mantener a su familia sana y en forma durante el Ramadán en casa.

1. Beba 8 vasos de agua mineral.

Uno de los desafíos que enfrenta durante el ayuno es el potencial de deshidratación. Por lo tanto, la hidratación del cuerpo debe satisfacerse adecuadamente, bebiendo suficiente agua al amanecer y rompiendo el ayuno.

No hay diferencia en la cantidad de agua potable que el cuerpo necesita durante el ayuno. Se recomienda seguir bebiendo 8 vasos de agua mineral todos los días. Necesitamos mantener una ingesta nutricional equilibrada que incluya minerales que el cuerpo necesita, pero que no se pueden producir en el cuerpo.

El patrón de beber agua durante el ayuno se puede dividir en 2-4-2, es decir, 2 vasos al romper el ayuno, 4 vasos entre iftar y sahur y 2 vasos más al amanecer. Invite a la familia a seguir este patrón de bebida y también dé el ejemplo a su pequeño.

Además de la importancia de satisfacer las necesidades de hidratación del cuerpo, las madres también deben prestar atención a la calidad del agua potable en casa, porque no toda el agua es igual. Asegúrese de la fuente de agua y el proceso de tratamiento del agua, porque estas dos cosas determinan la calidad del agua potable.

Agua mineral de calidad, extraída de fuentes naturales de agua de montaña, el ecosistema alrededor de la fuente también está protegido. ¿Porque es esto importante? Porque mantendrá la riqueza y naturalidad de los minerales, beneficiosos para la salud de la familia. Asimismo, el proceso de tratamiento del agua debe ser higiénico, libre de contaminación bacteriana y sustancias nocivas.

2. Come fruta que contenga agua

El siguiente consejo saludable para el ayuno es satisfacer las necesidades de líquidos corporales que contienen mucha agua. Las frutas con alto contenido de agua también pueden prevenir la deshidratación.

Los líquidos corporales adecuados pueden evitar el riesgo de fatiga, dolores de cabeza, problemas de la piel, presión arterial baja y calambres musculares. Siempre proporcione frutas con alto contenido de agua al amanecer e iftar con la familia.

Por ejemplo, melocotones, sandías y naranjas. Además de contener agua y fibra, estas frutas también aportan la necesidad de vitamina C. El consumo de vitamina C también puede aumentar la resistencia de la madre y la familia durante el ayuno en casa.

3. Consumo de dátiles al romper el ayuno

Los dátiles son un tipo de fruta muy relacionada con el mes de Ramadán. Detrás del sabor dulce, los dátiles almacenan una gran cantidad de bondades gracias a su contenido.

Los beneficios de los dátiles en sí han comenzado a ser ampliamente conocidos por lo que en ocasiones se consumen no solo en el mes de Ramadán. La mayoría de las personas comen dátiles secos. Sin embargo, no pocos también eligen el extracto de dátil para obtener su contenido nutricional.

Una cosa para recordar, durante el ayuno, el estómago está vacío durante bastante tiempo, por lo que debe cuidar bien su tracto digestivo.

Puede probar un programa saludable de 12 días al consumir una bebida que contenga extracto de dátil y nido de golondrina para que el cuerpo aún obtenga nutrientes importantes durante el ayuno y mejore la salud. Este programa saludable de 12 días te acompañará durante el ayuno de este año porque se puede realizar o consumir de madrugada o iftar.

Sin embargo, asegúrese de elegir productos que se hayan empaquetado de manera segura, como el uso de tecnología moderna certificada. Gestión de la seguridad alimentaria ISO 2200, BPOM y, por supuesto, halal, sí.

4. Deportes

Seguir haciendo ejercicio es uno de los consejos para un ayuno saludable que no debes perderte. Por supuesto, las madres y las familias son más flexibles en la gestión del tiempo de ejercicio durante el ayuno en casa. Evita varios tipos de deportes. aguante (resistencia física) y con respecto a la velocidad, porque puede drenar energía.

Simplemente realice una actividad física ligera, como yoga, caminar o extensión. Al hacer deporte, no olvide prestar atención a si el cuerpo es capaz de continuarlo o no.

Si se siente mareado y se tambalea, trate de tomar un descanso y no se esfuerce. Las madres pueden invitar a la familia a hacer ejercicio juntos para que esta actividad saludable se convierta en una rutina emocionante.

5. Duerma lo suficiente

Además de aplicar los métodos mencionados anteriormente, complete consejos de ayuno saludables para usted y su familia durmiendo lo suficiente. Los adultos necesitan al menos 8 horas de sueño cada noche. El sistema inmunológico funciona mejor cuando duerme lo suficiente.

Por revista Dormir En 2010, la falta de sueño puede afectar las emociones y el estado de ánimo de una persona que se pueden identificar a través de expresiones faciales. El estado de ánimo puede tener un impacto significativo en las actividades diarias. Por supuesto, se necesita buen humor y concentración para completar las tareas diarias.

Al igual que en la oficina, una persona necesita una buena concentración mientras trabaja en casa. Un sueño de calidad adecuada puede mejorar la concentración, el pensamiento, la productividad y el rendimiento físico. Por lo tanto, usted y su familia necesitan dormir lo suficiente durante el ayuno para estar mejor preparados para realizar las actividades del día siguiente.