Efectos secundarios de la amoxicilina de comunes a graves

¿Alguna vez ha tomado amoxicilina? La amoxicilina, también conocida como amoxicilina, es un antibiótico recetado que se usa para tratar infecciones bacterianas. Desde bronquitis aguda, infecciones del tracto urinario (ITU), infecciones otorrinolaringológicas (oído, nariz, garganta), infecciones de la piel, hasta úlceras. Sin embargo, como ocurre con la mayoría de los medicamentos, existen algunos efectos secundarios potenciales de la amoxicilina que debe conocer.

Efectos secundarios de la amoxicilina que debe conocer

La amoxicilina es una clase de antibióticos de penicilina. Este medicamento está disponible en forma de tabletas secas, tabletas masticables, cápsulas, suspensiones, suspensiones líquidas o gotas para niños.

La amoxicilina actúa evitando que las bacterias se multipliquen y matando las bacterias que causan infecciones en su cuerpo.

Los efectos secundarios menores y comunes de la amoxicilina incluyen:

  • Diarrea. Para prevenir esto, puede tomar el medicamento después de comer. Evite los alimentos que puedan interferir con la digestión, como los productos lácteos o los alimentos con alto contenido de fibra. Si tiene diarrea, no olvide beber mucha agua para no deshidratarse. Los suplementos probióticos generalmente también pueden ayudar a tratar la diarrea causada por antibióticos.
  • Dolor de estómago, náuseas.
  • Dolor de cabeza y mareos. Beba mucha agua y tome amoxicilina después de las comidas para prevenir esto. No olvide descansar lo suficiente durante el tratamiento. Tomar medicamentos para el dolor de cabeza también puede aliviar el dolor.
  • Problemas para dormir. El insomnio debido a la amoxicilina puede incluir dificultad para conciliar el sueño, despertarse demasiado temprano o incluso despertarse con más frecuencia por la noche.
  • Picazón vaginal o flujo vaginal
  • Lengua hinchada, negra o "peluda"

A continuación se presentan algunos de los efectos secundarios de la amoxicilina que son bastante graves. Es una buena idea no conducir ni operar maquinaria pesada durante un tiempo mientras esté tomando este antibiótico.

1. Reacción alérgica

La amoxicilina puede causar reacciones alérgicas leves como enrojecimiento de la piel, picazón y protuberancias. Las reacciones alérgicas leves no suelen requerir un tratamiento especial y se controlan lo suficiente para que no empeoren.

Si los síntomas le molestan, el médico generalmente le recetará antihistamínicos y corticosteroides como la hidrocortisona. Por otro lado, la amoxicilina también puede causar reacciones alérgicas graves como hinchazón de la cara, labios, lengua y dificultad para respirar.

Si usted o su familia experimentan síntomas de alergia graves, deben buscar atención médica de inmediato. Tenga en cuenta que la amoxicilina puede provocar alergias que no aparecen de inmediato. Lo que significa que aún puede ocurrir una reacción alérgica, incluso después de dejar de tomar el antibiótico.

Si sabe que es alérgico a la amoxicilina o la penicilina, informe a su médico para que le recete otro medicamento para prevenir una reacción alérgica.

2. Problemas respiratorios

La dificultad para respirar puede ser un signo de alergia debido a los efectos secundarios de la amoxicilina. Si tiene problemas para respirar, puede intentar hacer lo siguiente:

  • Inspire con los labios ligeramente fruncidos, respire lentamente y respire más profundamente de lo habitual.
  • Realice actividades a un ritmo más lento, evite apresurar las cosas.
  • Trate de no contener la respiración.
  • Siéntese frente al ventilador.

Si su dificultad para respirar empeora, busque atención médica de inmediato.

3. Dolor de estómago

El dolor de estómago es un efecto secundario común después de tomar antibióticos. Los síntomas pueden incluir calambres estomacales, náuseas y vómitos. Al igual que la diarrea, puede ingerir alimentos antes de tomar este medicamento para prevenirla.

Para tratar la indigestión causada por la amoxicilina, intente comer alimentos blandos y fáciles de digerir, como sopas o galletas. También puede tomar medicamentos contra las náuseas si los síntomas son muy molestos.

Sin embargo, si la intensidad del dolor es tan severo que se acompaña de vómitos o heces con sangre, debe consultar inmediatamente a un médico.

4. Mareado

Informe a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando antes de que le recete amoxicilina.

El mareo puede ser un síntoma de anemia o una reacción alérgica a un medicamento. Si se siente mareado, siéntese o acuéstese un rato hasta que desaparezca el mareo. Cuando esté acostado, mantenga la cabeza más alta que el corazón. Apoye su cabeza con una almohada. También puede tomar medicamentos para el dolor de cabeza para aliviar los síntomas.

Si experimenta mareos intensos o se acompaña de síntomas de opresión o hinchazón de los labios, la cara o la lengua, es posible que esté teniendo una reacción alérgica. Busque inmediatamente la ayuda médica más cercana.

Para prevenir los efectos secundarios de los mareos, evite beber alcohol y alcohol mientras esté tomando amoxicilina. El ejercicio regular, dormir lo suficiente y evitar el estrés también pueden ayudar.

5. Ictericia

Ictericia o ictericia puede ser uno de los efectos secundarios de tomar amoxicilina. Esto se debe a que la amoxicilina puede causar daño hepático. Por lo general, estos efectos secundarios ocurren si este antibiótico se toma junto con clavulanato.

Reconocer los primeros síntomas que lo acompañan, como fatiga, disminución del apetito y vómitos, puede ayudar a evitar que los efectos secundarios empeoren. Consulte inmediatamente a un médico si se siente amarillo después de tomar amoxicilina. También tenga en cuenta que no debe tomar este medicamento si tiene problemas hepáticos.

6. Problemas urinarios

De hecho, los antibióticos de amoxicilina pueden tratar las infecciones del tracto urinario. pero cuando se usa en la dosis y el uso incorrectos, puede ser peligroso.

Los efectos secundarios de tomar antibióticos cuando tiene una UTI pueden hacer que su orina se vuelva más oscura o más concentrada. Después de eso, también existe el riesgo de cambios en la función sanguínea, renal o hepática.

Se aconseja a las personas con enfermedad renal u otros problemas renales que no tomen amoxicilina. Si está tomando este medicamento, asegúrese de tomar la dosis que le haya dado su médico y no olvide beber mucha agua.

El color oscuro y concentrado de la orina es un efecto secundario grave de tomar amoxicilina. Así que llame a su médico de inmediato si lo experimenta. Además, tenga en cuenta la formación de cristales en la orina. Esto puede causar dolor al orinar. Para prevenir esto, consuma agua en grandes cantidades mientras esté tomando medicamentos.

Lista de medicamentos que pueden interactuar con amoxilina

Antes de recetar amoxicilina, su médico generalmente le preguntará acerca de su historial de alergias a medicamentos. Además, también es importante informar a su médico sobre cualquier medicamento, suplemento o remedio herbal que esté tomando actualmente.

Es muy importante que los médicos sepan qué medicamentos está tomando el paciente antes de recetar amoxicilina. Esto tiene como objetivo evitar el riesgo de interacciones medicamentosas que pueden hacer que la eficacia del medicamento disminuya drásticamente. Las interacciones medicamentosas con amoxicilina también pueden aumentar el riesgo de intoxicación porque los riñones se ven abrumados al eliminar demasiada droga a la vez.

El antibiótico amoxicilina también puede afectar los resultados de ciertas pruebas de diagnóstico, como una prueba de glucosa en orina. Esto puede dar lugar a resultados falsos positivos.

Por lo general, la amoxilina es segura de prescribir en combinación con los medicamentos claritromicina y lansoprazol. Pero con otros medicamentos, existen posibles interacciones que pueden ocurrir:

  • Anticoagulantes como warfarina.
  • Medicamentos para tratar la gota, como probenecid y alopurinol
  • Otros fármacos antibacterianos como cloranfenicol, macrólidos, sulfonamidas y tetraciclinas
  • Fármaco de metotrexato que se puede utilizar en la terapia del cáncer

Alimentos que se deben evitar mientras se toma amoxicilina

1. Alimentos y bebidas ácidas

Se deben evitar los alimentos muy ácidos como las bebidas carbonatadas, el jugo de naranja, el jugo de limón, el chocolate y los productos a base de tomate (salsa de tomate) mientras se toman antibióticos.

La amoxilina no es una excepción, los alimentos y bebidas que tienen un sabor agrio pueden reducir la capacidad del cuerpo para absorber los medicamentos de manera óptima.

2. Productos lácteos, excepto yogur

Los productos alimenticios y bebidas a base de lácteos generalmente pueden inhibir la absorción de fármacos debido a su contenido de calcio. Según Katrina Seidman, de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, el calcio y el hierro pueden afectar la capacidad del cuerpo para absorber quinolonas, un tipo de antibiótico.

Si ha tomado suplementos de calcio o hierro o sigue una dieta rica en minerales, espere unas tres horas antes de tomar antibióticos.

Sin embargo, el yogur que también se elabora con leche no se incluye para evitarlo. Este yogur de sabor amargo es una bebida probiótica que puede ayudar a que los intestinos funcionen.

3. Alimentos ricos en fibra

Los alimentos ricos en fibra, como verduras y frutas, cereales integrales y legumbres, son saludables. Pero, lamentablemente, ralentizará el proceso de absorción de la amoxicilina y empeorará los síntomas de los efectos secundarios del fármaco.