3 características de la leche materna rancia que las madres que amamantan deben conocer |

Sacar leche materna es una forma de aumentar la producción de leche. Hay varias cosas a las que las madres deben prestar atención al extraer la leche materna, desde cómo almacenar la leche materna extraída, la calidad de la leche materna, hasta los signos de leche materna rancia (ASIP). Para obtener más detalles, la siguiente es una explicación de las características de la leche materna rancia que las madres deben conocer.

¿Cuáles son las características de la leche materna rancia?

Según las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), la leche materna extraída almacenada a temperatura ambiente para bebés debe beberse inmediatamente antes de las 4 horas.

Mientras tanto, la leche materna almacenada en la parte inferior del refrigerador puede durar hasta 24 horas.

Sin embargo, si lo guarda en congelador con una temperatura de menos de -18 grados Celsius, la leche materna extraída puede durar de 6 a 12 meses.

Entonces, ¿cuáles son las características de la leche rancia? Aquí hay algunas señales a las que debe estar atento.

1. Coágulos de leche

Básicamente, la leche materna extraída que las madres almacenan en bolsas o biberones se dividirá en dos capas.

La capa superior es de color blanco amarillento y espesa, mientras que la capa inferior es de color blanco claro con una textura de leche acuosa.

La condición de la leche que se coagula con un color amarillento de la leche todavía se considera normal. La leche materna saludable son grumos de leche que se pueden mezclar cuando la madre tiembla.

Sin embargo, preste atención si la leche aún se aglutina a pesar de que la madre la descongeló y removió. Esta es una señal de que la leche materna de la madre se ha vuelto rancia y la madre no puede dársela al bebé.

2. Sabe y huele agrio

La leche materna huele y huele a leche fresca de vaca. Pero a veces, también hay tipos de leche materna que huelen a jabón y esto es normal.

Citando a La Leche League International, este aroma a jabón se debe al alto contenido de lipasa o enzima en la leche materna.

La enzima lipasa juega un papel importante en la digestión del bebé. Sin embargo, las madres deben ser conscientes de que el olor y el sabor de la leche materna son ácidos, como el olor de la leche de vaca caducada.

Este es un signo de leche materna rancia.

3. El color no es blanco

Citando a Kids Health, el color de la leche materna extraída es diferente cuando la madre la guarda en el refrigerador y la congela.

El color se vuelve blanco, amarillento y azulado debido al contenido de grasa en la leche materna.

Las madres deben ser conscientes de que el color de la leche materna ya no es blanco amarillento al descongelarla. Esto puede ser un signo y una característica de la leche materna rancia.

Los signos de leche materna rancia son de color rojizo y grumos blancos en la leche. Es mejor tirarlo inmediatamente si la leche materna extraída tiene estos síntomas, ¡sí, mamá!

¿Cuáles son los efectos si el bebé bebe leche materna rancia?

¿Qué pasa si la madre se lo da accidentalmente al bebé? Si la madre siente que la leche materna tiene características rancias, debe dejar de dársela al bebé.

La razón es que la leche materna rancia puede desencadenar una intoxicación alimentaria en los bebés. Citando a Kids Health, la intoxicación alimentaria (en este caso, la leche materna) puede deberse a bacterias que crecen en la leche.

Algunos de los efectos de los bebés después de beber leche materna rancia son:

  • náuseas y vómitos,
  • fiebre superior a 38 grados centígrados, y
  • a menudo lloran y se quejan.

En casos muy raros, los bebés que tienen intoxicación por leche materna pueden tener dificultad para respirar.

¿Mareado después de convertirse en padre?

Únase a la comunidad de padres y encuentre historias de otros padres. ¡Usted no está solo!

‌ ‌