Además de los ojos rojos, reconozca 5 enfermedades oculares comunes en los niños

El dolor ocular que ataca a los niños no es solo el enrojecimiento de los ojos. Hay varios tipos de problemas oculares que acechan a los niños. Para no interferir con la visión de los niños, descubra diversas enfermedades oculares en los niños para poder prevenirlas y tratarlas.

Enfermedades oculares en niños y su tratamiento.

Los ojos son sentidos muy importantes para el crecimiento y desarrollo de los niños. La razón es que los ojos no solo se utilizan para ver, sino también como un medio para que los niños exploren y aprendan todo lo que les rodea.

Según la página Healthy Children, que está bajo los auspicios de la Academia Estadounidense de Pediatría, los controles de salud ocular de un niño deben realizarse regularmente desde que acaba de nacer.

Esto se hace para que los padres sepan cómo es el desarrollo del sentido de la vista al mismo tiempo que detectan problemas oculares en los niños a una edad temprana.

No solo los ojos rojos, resulta que hay muchas enfermedades oculares comunes en los niños que los padres deben conocer. La siguiente es una lista de trastornos oculares en niños, así como tratamientos para aliviar sus síntomas.

1. Astigmatismo

El astigmatismo, también conocido como ojos cilíndricos, hace que la visión de los niños sea borrosa cuando ven objetos que están demasiado lejos o cerca.

No solo la visión borrosa, este trastorno ocular en los niños también puede provocar otros síntomas, como dolores de cabeza y fatiga ocular al intentar concentrarse en ver un objeto.

Estos síntomas generalmente ocurren cuando el astigmatismo es lo suficientemente grave.

Para aliviar los síntomas, su pequeño necesita la ayuda de anteojos. Cuando el niño ha crecido y el desarrollo de sus ojos ha sido perfecto, se le permite realizar una cirugía refractiva.

El médico remodelará la córnea problemática con la ayuda de un láser, hará una pequeña incisión o un implante.

2. Obstrucción de los conductos lagrimales

No solo los niños, incluso el bloqueo del conducto lagrimal puede ocurrir en los bebés. Esta condición ocurre cuando los bebés nacen con conductos lagrimales completamente desarrollados.

Como resultado, el conducto se vuelve más estrecho y se obstruye más fácilmente.

Esta enfermedad ocular en los niños hace que la punta del ojo del niño se ponga pus y se forme fácilmente. Afortunadamente, esta afección se puede tratar en el hogar, como dar masajes, compresas tibias y administrar antibióticos si se produce una infección.

Si el bebé tiene una infección grave o recurrente, el médico puede sugerir una cirugía.

Este tratamiento consiste en colocar un tubo de silicona intubado para estirar los conductos lagrimales. También puede ser con la dilatación del catéter con balón, que consiste en bombear una solución estéril a través de un balón en el conducto lagrimal.

3. Chalazión

El chalazión es una enfermedad ocular en los niños que causa bultos en los párpados debido a la inflamación de las glándulas sebáceas. Esta afección es muy común en niños con problemas de la piel, como eccema o rosácea.

Además de la aparición de bultos, el chalazión provocará párpados hinchados, dolor y dificultad para ver bien.

Para aliviar los síntomas, puede comprimir los ojos del niño con agua tibia y poner gotas de antibiótico en el ojo.

4. Hipermetropía

Este es un trastorno ocular que es bastante común en los niños, además del astigmatismo. Esta condición hace que el niño no pueda ver claramente los objetos cercanos, por lo que a menudo parpadea, entrecierra los ojos y afecta la coordinación ojo-mano.

La hipermetropía se puede aliviar con la ayuda de anteojos con lentes convexos (positivos). Además, los niños también pueden seguir otros tratamientos, como la terapia de la vista y las operaciones quirúrgicas.

5. Miopía

La atropina como fármaco ocular menos alto en los niños, ¿es buena o no?

Además de la miopía, los niños también pueden tener miopía o miopía. Los síntomas incluyen visión borrosa al mirar objetos distantes.

A menudo acerca la cabeza y entrecierra los ojos cuando ve algo.

Esto se puede solucionar mediante el uso de gafas con lentes cóncavas. Acompañado de la administración de gotas que contienen atropina para que los músculos alrededor de los ojos del niño no se tensen.

Saber qué enfermedad ocular tiene su hijo puede ayudarlo a tratarla más rápidamente. No dude en consultar a un médico si sospecha que su hijo tiene una discapacidad visual.

¿Mareado después de convertirse en padre?

Únase a la comunidad de padres y encuentre historias de otros padres. ¡Usted no está solo!

‌ ‌