Retinopatía prematura: síntomas, causas, tratamiento |

Cuando un bebé nace prematuramente, corre el riesgo de tener retinopatía del prematuro ( retinopatía del prematuro ). En casos leves de ROP, el ojo del bebé puede sanar y no causar ningún daño. Sin embargo, en condiciones severas, el bebé puede quedarse ciego. La siguiente es una explicación de la ROP en bebés prematuros.

¿Qué es la retinopatía del prematuro?

Citando de la Clínica Mayo, Retinopatía del prematuro (ROP) o retinopatía del prematuro es un trastorno ocular potencialmente cegador.

En la ROP, los vasos sanguíneos se hinchan y crecen demasiado en la capa nerviosa sensible a la luz de la retina en la parte posterior del ojo.

A medida que la afección se agrava, estos vasos sanguíneos retinianos anormales se expanden y llenan el centro del ojo.

El sangrado de estos vasos sanguíneos puede dañar la retina y ejercer presión en la parte posterior del ojo.

Además, el sangrado puede provocar un desprendimiento parcial o completo de la retina, lo que puede provocar ceguera.

La afección a menudo ocurre en bebés prematuros que pesan menos de 1250 gramos y nacen antes de la semana 31 de gestación.

De hecho, un bebé se clasifica como a término cuando nace a la edad de 38-42 semanas. Cuanto más pequeño es el bebé al nacer, es más probable que desarrolle ROP.

Este trastorno generalmente afecta a ambos ojos y es una de las causas más comunes de pérdida de la visión a una edad temprana.

Además, la retinopatía del prematuro puede provocar discapacidad visual y ceguera de por vida. La retinopatía del prematuro en bebés prematuros se diagnosticó por primera vez en 1942.

¿Qué tan grave es la ROP en los bebés prematuros?

Hoy, con los avances en el cuidado de los bebés prematuros, los bebés que nacen antes pueden sobrevivir y sobrevivir.

Los bebés prematuros tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar ROP, pero no todos desarrollarán ROP.

Según el National Eye Institute, cada año nacen alrededor de 3.9 millones de bebés en Estados Unidos.

Aproximadamente 28,000 bebés pesaban menos de 1247 gramos y 14-16 mil de estos bebés tenían ROP hasta cierto punto.

La enfermedad puede mejorar y no dejar daño permanente en casos leves de ROP.

Aproximadamente el 90 por ciento de todos los bebés con ROP están en la categoría leve y no requieren tratamiento.

Sin embargo, los bebés con enfermedades más graves pueden desarrollar discapacidad visual o incluso ceguera.

Alrededor de 1.100 a 1.500 bebés en el mundo cada año se ven afectados por ROP lo suficientemente grave como para requerir tratamiento médico.

Signos y síntomas de la retinopatía del prematuro

Básicamente, los síntomas de la ROP en bebés prematuros se dividen en cinco etapas, la siguiente es una explicación.

  • Etapa I: crecimiento levemente anormal de los vasos sanguíneos, puede curarse por sí solo.
  • Etapa II: el crecimiento de los vasos sanguíneos es bastante anormal, aún puede curarse por sí solo.
  • Etapa III: crecimiento muy anormal de vasos sanguíneos hacia el centro del ojo.
  • Etapa IV: la retina está parcialmente desprendida, los vasos sanguíneos anormales tiran de la retina lejos de la pared del ojo.
  • Estadio V: la retina está completamente desprendida.

La mayoría de los bebés con retinopatía del prematuro se encuentran en las etapas I y II. Sin embargo, en casos raros, la ROP puede empeorar hasta el estadio V.

Los bebés con ROP pueden presentar síntomas graves que incluyen:

  • movimientos oculares anormales,
  • los ojos del bebé se entrecierran (estrabismo),
  • miopía severa

El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden prevenir el empeoramiento de la retinopatía del prematuro y prevenir otras emergencias médicas.

Si su bebé tiene alguno de estos signos o síntomas, consulte a un médico de inmediato.

Causas de la retinopatía del prematuro

Citando a Kids Health, a las 16 semanas de embarazo, los vasos sanguíneos crecen desde el centro de la retina del bebé en desarrollo.

Además, los vasos sanguíneos se ramifican hacia afuera y alcanzan el margen de la retina a término a las 34 semanas (8 meses de embarazo).

En los bebés que nacen prematuramente, con menos de 31 semanas, el crecimiento normal de los vasos sanguíneos de la retina puede verse afectado.

Luego se desarrollan vasos sanguíneos anormales, esto es lo que causa la fuga y el sangrado en los ojos.

La ROP no presenta signos ni síntomas al nacer. La única forma de detectar la retinopatía del prematuro es que un especialista realice un examen de la vista.

Factores que aumentan el riesgo del bebé de desarrollar retinopatía del prematuro

Existen varios factores que aumentan el riesgo de retinopatía del prematuro en los bebés prematuros, además del peso del bebé, a saber:

  • anemia,
  • transfusión de sangre,
  • desórdenes respiratorios,
  • dificultad para respirar y
  • salud general del bebé.

Las epidemias de ROP ocurrieron en la década de 1940 y principios de la de 1950.

En ese momento, el hospital comenzó a usar mucho oxígeno en la incubadora para salvar vidas.

Durante este tiempo, la ROP fue la principal causa de ceguera en los niños estadounidenses.

En 1954, los científicos determinaron que los altos niveles de oxígeno que los médicos administraban a los bebés prematuros eran un factor que aumentaba el riesgo de retinopatía del prematuro.

La reducción de los niveles de oxígeno que reciben los bebés prematuros reduce la incidencia de retinopatía del prematuro.

Con las nuevas técnicas y métodos para monitorear los niveles de oxígeno infantil, el uso de oxígeno como factor de riesgo para la ROP ha comenzado a disminuir.

Cómo diagnosticar la retinopatía del prematuro

Los oftalmólogos evaluarán y diagnosticarán la retinopatía del prematuro en bebés prematuros. Sin embargo, antes de eso, las condiciones de los bebés prematuros incluidas en el protocolo de detección eran:

  • el bebé pesa menos de 1500 gramos y
  • edad gestacional menor de 30 semanas.

Los bebés con ambas evaluaciones reciben exámenes periódicos de ROP.

El oftalmólogo usará gotas para los ojos para dilatar la pupila, lo que le permite ver el interior del ojo con mayor claridad.

El médico evaluará el estado del bebé y lo controlará cada una o dos semanas. Depende de la cantidad de desarrollo anormal de vasos sanguíneos.

Estos factores incluyen la gravedad y la ubicación de la ROP en el ojo y el grado en que está progresando la formación de vasos sanguíneos (vascularización).

En la mayoría de los casos, a medida que se desarrollan los vasos sanguíneos, la ROP se resuelve espontáneamente con un impacto mínimo en la visión.

Tratamiento de la retinopatía del prematuro

Existe un tratamiento para la ROP en bebés prematuros que los médicos realizan con mucha frecuencia, según el estado de los ojos del bebé. Aquí está la explicación.

1. Cirugía láser

Este procedimiento es muy común para tratar la retinopatía del prematuro. Más tarde, un pequeño rayo láser se enfocará en la retina periférica y durará entre 30 y 45 minutos en cada ojo.

La terapia con láser actúa "quemando" la periferia de la retina, que no tiene vasos sanguíneos normales.

Este procedimiento puede salvar la visión en la parte frontal del ojo, pero a expensas de la visión lateral (periférica).

La terapia con láser requiere anestesia general que puede ser peligrosa para los bebés prematuros.

2. Crioterapia

La crioterapia utiliza un dispositivo para congelar la parte del ojo que se extiende más allá del borde de la retina.

Los médicos rara vez utilizan este procedimiento porque, por lo general, los resultados de la terapia con láser son bastante buenos.

Al igual que la terapia con láser, este tratamiento conlleva el riesgo de dañar la visión periférica y requiere un procedimiento anestésico o anestésico.

Los médicos solo realizan tratamiento con láser en bebés con ROP avanzada, especialmente en estadio III.

3. Inyección en el ojo

El siguiente tratamiento para la retinopatía del prematuro es la inyección de medicamentos en el área de los ojos. Este procedimiento puede ser una alternativa o junto con la cirugía con láser.

Este paso es más nuevo que el láser y permite que los vasos sanguíneos crezcan normalmente.

4. Pandeo escleral

Por lo general, los médicos eligen este procedimiento para los bebés que tienen ROP en etapas IV y V.

Pandeo escleral es un procedimiento de colocar caucho de silicona alrededor del ojo y apretarlo.

Esto evita que el gel vítreo tire del tejido cicatricial y permite que la retina se vuelva a alinear contra la pared del ojo.

Bebé que alguna vez tuvo pandeo escleral tienen que someterse a una extracción de goma en los próximos meses o años a medida que el ojo sigue creciendo.

Porque si no, el bebe que ha vivido pandeo escleral en riesgo de miopía.

5. Vitrectomía

La vitrectomía consiste en extraer el vítreo y reemplazarlo con una solución salina.

Después de extraer el vítreo, el médico pelará o cortará el tejido cicatricial de la retina para que la retina pueda relajarse y recostarse contra la pared del ojo.

Los médicos solo recomiendan la vitrectomía en estadio V ROP.

La mejor forma de prevenir la retinopatía del prematuro es evitar el parto prematuro.

La atención y el asesoramiento prenatales pueden ayudar a prevenir el nacimiento prematuro.

Además, las consultas periódicas también pueden dar a las madres una idea de los factores que afectan la salud de sus bebés en el útero.

Debe consultar a un médico con regularidad para exámenes oculares regulares, independientemente de la etapa de ROP que esté experimentando.

Si tiene alguna pregunta, consulte a su médico para recibir tratamiento de acuerdo con la condición de su pequeño.

¿Mareado después de convertirse en padre?

Únase a la comunidad de padres y encuentre historias de otros padres. ¡Usted no está solo!

‌ ‌