Cómo explicar los sueños húmedos a los niños sin ser incómodos

Los sueños húmedos son una etapa normal de la pubertad y los padres deben ser los primeros en explicárselo a sus hijos. Sin embargo, la realidad es que todavía hay muchos padres que están confundidos sobre cómo iniciar esta conversación con sus hijos.

Entonces, ¿qué tipo de forma deberían aplicar los padres?

Hablar de los sueños húmedos con los niños.

Abrir una discusión sobre los sueños húmedos ciertamente no es fácil. Es posible que le preocupe que esta conversación se sienta incómoda y, por lo tanto, prefiera no hablar de ella. Mientras tanto, a su hijo también le resulta extraño tener que preguntarle esto para que se quede callado.

De hecho, los padres deben ser la principal fuente de información en la que un niño pueda confiar.

Para que los niños aún puedan obtener información sin sentirse incómodos, aquí hay una serie de consejos que puede aplicar al explicar los sueños húmedos:

1. Da una explicación básica de la pubertad.

Es casi imposible explicar los sueños húmedos sin hablar de la pubertad. Por lo tanto, trate de dar una explicación básica de que a medida que su hijo crezca, habrá muchos cambios en el cuerpo de su hijo.

Después de explicar que ocurrirán muchos cambios, puede describir lo que podría cambiar en su hijo. Por ejemplo, una voz más grave, el vello que comienza a crecer en las axilas y el pubis, al tamaño del pene y los testículos se agrandan.

Cuando el ambiente se despierta, puede comenzar a sumergirse en temas más profundos, como que su pene puede endurecerse en cualquier momento (erecto), tanto durante el día como mientras duerme.

2. Explica por qué pueden ocurrir los sueños húmedos.

Ahora que su hijo comprende lo que es una erección, es hora de explicarle los sueños húmedos. Explica que cuando tienes un sueño húmedo, lo que sale es un líquido que contiene espermatozoides del pene.

También debe decirle que la secreción se ve blanca y pegajosa, diferente de la orina que sale cuando moja la cama.

No olvide explicar que esta es una condición normal y que casi todos los niños la experimentarán cuando lleguen a la pubertad. De hecho, los sueños húmedos son incontrolables.

3. Responde todas las preguntas y supera la ansiedad.

Cada niño atravesará la pubertad con diferentes condiciones. Algunos niños pueden tener sueños húmedos cuando tienen 10 años, pero también hay niños que los experimentan cuando tienen 15 años.

También hay niños que tienen sueños húmedos, pero sus órganos sexuales no parecen estar agrandados. Esté preparado para responder muchas preguntas sobre los sueños húmedos.

Bueno, aquí es donde usted, como padre, debe poder proporcionar la respuesta más adecuada para eliminar la ansiedad del niño.

4. Corregir suposiciones incorrectas

Si nunca le ha explicado sobre la pubertad, es posible que su hijo esté mal informado sobre los sueños húmedos. Esto sucede porque la información circula ampliamente y se puede acceder a ella fácilmente, pero no toda es precisa.

Trate de ser un padre abierto cuando se trata de educación sexual. Escuche atentamente la opinión de su hijo y luego corrija las suposiciones erróneas basándose en los conocimientos que ya tiene.

5. Enfatice que los sueños húmedos son normales.

Cuando su hijo hable sobre el sueño húmedo, enfatice que esto es completamente normal. Explique también que cada niño tiene una experiencia diferente de sueño húmedo, tanto en términos de primera aparición, frecuencia, etc.

Por otro lado, también hay niños que nunca han tenido un sueño húmedo. Esta condición también es normal y los padres no deben preocuparse, siempre que el cuerpo del niño continúe desarrollándose durante la pubertad y los órganos reproductivos funcionen correctamente.

Los sueños húmedos son una señal de que su hijo está atravesando la pubertad. Por lo tanto, es importante que los padres expliquen a sus hijos sobre los sueños húmedos y los diversos cambios que aparecerán en sus cuerpos.

Este paso tiene como objetivo preparar a los niños para enfrentar cambios importantes en términos físicos y psicológicos. Además, los niños también pueden pasar por la pubertad sin tener que obtener información incorrecta.

¿Mareado después de convertirse en padre?

Únase a la comunidad de padres y encuentre historias de otros padres. ¡Usted no está solo!

‌ ‌