Cáncer de encías: síntomas, causas y tratamiento •

Las encías funcionan como un protector de las raíces de los dientes y la mandíbula. Por lo tanto, siempre se debe mantener la salud de las encías. Desafortunadamente, las encías son bastante susceptibles a enfermedades, una de las cuales es el cáncer. ¿Cuáles son los síntomas y el tratamiento del cáncer de encías? Echa un vistazo a la revisión completa a continuación.

Definición de cáncer de encías

El cáncer de encías es una afección en la que las células cancerosas crecen en el tejido de las encías. Este tipo de cáncer es parte del cáncer oral.

Esta enfermedad ocurre cuando las células en la parte superior o inferior de las encías crecen y se multiplican sin control. Como resultado, estas células se acumulan y forman heridas o tumores.

Muchas personas inicialmente confunden esta enfermedad con la gingivitis, que es una inflamación e hinchazón de las encías. Esto se debe a que los síntomas que muestran las dos enfermedades son, de hecho, similares.

Si no se trata de inmediato, el cáncer puede poner en peligro la vida del paciente. Por lo tanto, es importante que todos detecten y reconozcan los síntomas y acudan al médico lo antes posible.

¿Qué tan común es esta condición?

El cáncer de encías, que forma parte del cáncer oral, es un caso poco común. Según el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial, solo 10,5 de cada 100.000 adultos están en riesgo de desarrollar cáncer oral.

Además, este tipo de cáncer afecta a más pacientes masculinos que femeninos. Las probabilidades de contraer cáncer también aumentan con la edad.

Casi todos los tipos de cáncer oral, incluidos los que se presentan en las encías, se clasifican como carcinomas de células escamosas, que son las células más cercanas a la superficie de la piel. Solo unos pocos casos de cáncer de encías pertenecen a un tipo de cáncer más raro, a saber, el carcinoma verrugoso.

Signos y síntomas del cáncer de encías

Los signos y síntomas del cáncer de encías generalmente no son visibles de inmediato cuando la enfermedad se encuentra en sus primeras etapas. Esta condición hace que la enfermedad sea bastante difícil de detectar. Sin embargo, hay una serie de síntomas a los que puede prestar atención, como los siguientes:

  • manchas blancas, rojas u oscuras en las encías que se asemejan a las aftas,
  • úlceras bucales que no desaparecen,
  • sangrado o llagas en las encías,
  • algunas áreas de encías hinchadas o engrosadas,
  • los dientes están a punto de caerse,
  • dolor en la boca y los oídos, o
  • dificultad para tragar.

No todo el mundo experimenta los mismos síntomas del cáncer. Es posible que algunas personas experimenten otros síntomas que no se han mencionado anteriormente.

¿Cuándo debería consultar a un médico?

Los síntomas de este cáncer son similares a los de otros trastornos bucales y dentales. Sin embargo, no hay nada de malo si sospecha y consulta inmediatamente a un médico. La razón es que el diagnóstico y el tratamiento que se realizan lo antes posible aumentarán sus posibilidades de recuperarse del cáncer.

Causas del cáncer de encías

La causa del cáncer es la aparición de mutaciones o anomalías en el ADN de las células. En el caso del cáncer de encías, las mutaciones del ADN se encuentran en las células dentro de las encías.

En las células del cuerpo, el ADN proporciona instrucciones para que las células funcionen de manera adecuada y correcta. Sin embargo, las mutaciones causan interferencia con el ADN en la transmisión de instrucciones. Como resultado, las células no pueden funcionar como deberían.

En condiciones normales, las células del cuerpo deberían multiplicarse y morir. Sin embargo, las células mutadas crecerán y se multiplicarán sin control. Esta acumulación excesiva de células dará como resultado la aparición de tumores en las encías que pueden convertirse en cáncer.

Hasta ahora, no se sabe exactamente qué causa las mutaciones en el ADN de las células de las encías. Sin embargo, los expertos han estado tratando de averiguar qué factores aumentan el riesgo de desarrollar células cancerosas en el cuerpo.

Factores de riesgo del cáncer de encías

Un factor de riesgo es un grupo de afecciones y hábitos que pueden aumentar las posibilidades de que una persona desarrolle una enfermedad o afección médica. En el caso del cáncer de encías, existen varios factores que pueden aumentar su riesgo de desarrollarlo como se indica a continuación.

  • Uso o consumo de tabaco como cigarrillos.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Labios y boca expuestos al sol durante mucho tiempo.
  • vejez
  • Tener una infección de transmisión sexual como virus del papiloma humano (VPH)
  • Tener un sistema inmunológico débil

Diagnóstico de cáncer de encías

En el proceso de diagnóstico de cáncer, el médico realizará un examen físico completo.

Si hay partes de las encías que se sospecha que son células cancerosas, el médico extraerá una pequeña cantidad de tejido de las encías con un método de biopsia. La muestra de tejido se examinará en el laboratorio para determinar la presencia de células cancerosas o no.

Si el médico ha confirmado que el tejido está afectado por células cancerosas, será necesario que realice otras pruebas médicas para determinar el estadio del cáncer. Estas pruebas generalmente incluyen:

  • pruebas de imagen (rayos X, tomografía computarizada, resonancia magnética o PET),
  • endoscopia y
  • panendoscopia.

Tratamiento del cáncer de encías

El tipo de tratamiento dependerá de la etapa del cáncer y de su salud en general. Es posible que se esté sometiendo a una combinación de varios tipos de tratamiento contra el cáncer.

El objetivo general del tratamiento es destruir las células cancerosas, mantener la función de la boca y las encías y evitar que el cáncer reaparezca más adelante.

Las opciones de tratamiento disponibles son quimioterapia, radioterapia y cirugía. La siguiente es una selección de tipos de cirugía para esta enfermedad:

  • maxilectomía (cirugía para eliminar las células cancerosas de las encías superiores),
  • mandibulectomía (cirugía para extirpar células cancerosas en el área de la mandíbula) y
  • Disección del cuello (cirugía para extirpar los ganglios linfáticos del cuello que contienen cáncer y se han diseminado a las encías).

Es posible que algunas personas solo necesiten quimioterapia o radioterapia sola. Sin embargo, si la cirugía es necesaria, el procedimiento se combinará con quimioterapia o radioterapia antes o después de la cirugía.

Prevenir el cáncer de encías

No existe una forma segura de prevenir el cáncer. Sin embargo, puede reducir su riesgo de desarrollar cáncer de las siguientes formas.

1. Reduzca o evite fumar por completo

Si es un fumador activo, intente reducir la frecuencia de fumar lentamente hasta que finalmente deje de fumar por completo. Si tiene problemas para dejar de fumar, puede pedirle ayuda a las personas más cercanas a usted que se lo recuerden.

2. Evite el consumo excesivo de alcohol

La ingesta de alcohol que excede un límite razonable puede dañar las células de la boca, por lo que es más susceptible a diversas enfermedades. Si aún desea beber alcohol, asegúrese de no beber más de 1 a 2 bebidas al día.

3. Proteja los labios de la exposición excesiva al sol.

Puede intentar usar un sombrero o una máscara cuando esté al sol durante mucho tiempo. Si es necesario, use productos para los labios como bálsamo labial que está equipado con SPF para proteger tus labios.

4. Chequeos regulares con el dentista

En un esfuerzo por mantener la salud bucal y dental, asegúrese de consultar regularmente con el dentista cada 6 meses. Esto es importante para asegurarse de que haya síntomas inusuales en la boca que puedan convertirse en cáncer.