10 pasos efectivos para controlar la ira •

Si no puede lidiar con la ira, puede causar muchos problemas, como relaciones sociales interrumpidas con amigos, familiares o colegas, y puede afectar su salud. El control de la ira es una enfermedad mental que no debe ignorarse. Si comienza a sentir que no puede controlar su enojo, considere estos consejos.

Maneras que pueden ayudar a controlar la ira

Así es como puede hacerlo:

1. Exprese su enojo después de calmarse

Puede controlar su enojo asegurándose de pensar clara y cuidadosamente sobre el problema al que se enfrenta. Trate de mantener la calma cuando exprese sus inquietudes y deseos. Es importante no herir ni controlar a otras personas con su ira.

2. Piense antes de hablar

Es fácil decir cosas hirientes de las que te arrepentirás cuando estés enojado. Antes de hablar, tómese un tiempo para pensar si lo que está diciendo es aceptable o no. Puede reflexionar sobre sí mismo si ha ocurrido una situación similar a la que solía expresar su enojo.

3. Haz actividad física

El ejercicio y la actividad física pueden liberar el estrés de forma eficaz. Puede hacer ejercicio, caminar o correr como una forma de controlar la ira. Cuanto más estresado esté, más fácil le resultará enojarse con otras personas. Trate de hacer tiempo para hacer ejercicio físico todos los días.

4. Conozca la causa fundamental de la ira

Comprender por qué está enojado y en qué situaciones puede ayudarlo a prevenirlo. Si continúa sintiéndose enojado sin motivo aparente, puede consultar a un médico.

5. Identificar posibles soluciones

En lugar de lamentar lo sucedido, puede intentar solucionar el problema. Recuerde que la ira no resolverá el problema y solo empeorará las cosas.

6. Practique habilidades de relajación para controlar la ira

Practique técnicas de relajación o respiración profunda imaginando una situación relajante que pueda ayudar a controlar su ira. Algunas personas intentan escuchar música, leer libros, llevar un diario o practicar yoga, lo que puede ayudar con la relajación.

7. No guardes rencor

Trate de no dejar que la ira y los sentimientos negativos abrumen los sentimientos positivos. Puede recordar que el perdón es la clave para liberar la tensión y no se deje hundir en el dolor o en los sentimientos de injusticia.

8. Utilice el humor como medida para controlar la ira.

El humor puede ayudarte a lidiar con las cosas que te enojan. Recuerde que cualquier tensión puede reducirse con una sonrisa o una visión positiva de la situación.

9. Respeta a los demás

Evite criticar o culpar a los demás, lo que puede aumentar la tensión y demostrar que no respeta a los demás. Trate de comprender sus propios problemas antes de juzgar a los demás. Incluso si está enojado, puede mostrar sus modales y respeto para no dañar sus relaciones sociales con otras personas.

10. Sepa cuándo buscar ayuda

Aprender a controlar la ira es un desafío para todos. Considere buscar ayuda con los problemas de enojo si su enojo se sale de control, lo hace hacer cosas que lo hacen arrepentirse o lastima a quienes lo rodean.