8 nutrientes alimentarios que pueden prevenir el dolor de espalda •

Dolor de espalda ( dolor de espalda ) es un signo de problemas en las articulaciones, músculos, huesos y / o nervios de la columna. Esto puede deberse a varios factores, uno de los cuales son los patrones de consumo. El cumplimiento de una nutrición adecuada reducirá el riesgo de una presión excesiva sobre la columna y evitará el dolor de espalda.

¿Cómo afecta la dieta a la aparición de dolor de espalda?

Los nutrientes de los alimentos que ingerimos determinarán la fuerza de la columna y cómo responde el cuerpo al daño, generalmente en forma de inflamación, alrededor de la columna. La dieta también determina el peso corporal y los nutrientes disponibles para aliviar el daño espinal.

En las personas con sobrepeso, la columna soportará más peso. Como resultado, los músculos de la columna y las articulaciones de la columna recibirán una gran presión para mantener su posición. Si el peso es demasiado pesado para soportarlo, surgirá inflamación de los músculos y articulaciones alrededor de la columna y causará dolor. Los nutrientes de los alimentos consumidos ayudarán a restaurar y fortalecer la columna.

Nutrientes en los alimentos para prevenir el dolor de espalda.

1. Vitamina A

Actúa como un antioxidante que ayuda al sistema inmunológico y supera el daño corporal. Los alimentos que contienen vitamina A son útiles para prevenir el dolor de espalda porque pueden ayudar a reparar los tejidos durante la formación de los huesos. La vitamina A se puede encontrar en los alimentos:

  • carne roja
  • hígado de pollo
  • leche y productos lácteos (queso y mantequilla)
  • huevo

La vitamina A también se puede obtener del proceso del betacaroteno por parte del cuerpo. El betacaroteno se puede encontrar en verduras y frutas de color naranja (por ejemplo, zanahorias, naranjas, albaricoques) y verde oscuro (por ejemplo, espinacas). Sin embargo, a diferencia de la vitamina A, que puede causar fracturas, el betacaroteno almacenado no puede causar fracturas.

2. Vitamina B12

Sirve para mantener la salud del tejido esponjoso de los huesos y ayuda al funcionamiento y crecimiento de la columna. La vitamina B12 se encuentra en:

  • carne roja y su procesada
  • pez
  • leche y productos lácteos, incluido el yogur
  • pollo y huevos

3. Vitamina C

Necesario para la formación de colágeno que el cuerpo necesita para formar nuevos tejidos. Es muy necesario curar el daño a los tendones, ligamentos musculares y articulaciones entre las vértebras, para mantener la fuerza de los huesos y tejidos. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen:

  • frutas cítricas (naranjas, guayabas y uvas), fresas , kiwi, tomate
  • brócoli y espinacas
  • tubérculos como patatas y patatas blancas

4. Vitamina D

Beneficioso en la absorción de calcio que es importante para fortalecer y mantener huesos sanos. La absorción óptima de calcio es necesaria para prevenir la pérdida ósea (osteoporosis) y las fracturas de la columna. Los alimentos que contienen mucha vitamina D son:

  • claras de huevo
  • aceite de pescado
  • Leche
  • tomar el sol (ayuda al cuerpo a procesar la provitamina D en vitamina D)

5. Vitamina K

Estos nutrientes son necesarios para que el cuerpo pueda utilizar el calcio de manera óptima para mantener la salud y la fuerza de los huesos. La vitamina K se encuentra en fuentes alimenticias:

  • corazón animal
  • vegetales verdes, como espinacas y brócoli
  • productos lácteos

6. Hierro

Necesario para mantener las células óseas sanas. El hierro ayuda a las células a recibir oxígeno y excretar dióxido de carbono. El hierro también ayuda en la producción de mioglobina, que es un componente importante de los músculos sanos necesarios para sostener la columna. Aquí hay algunos alimentos que contienen mucho hierro:

  • carne roja
  • carne de pollo
  • hígado de res o pollo
  • pez
  • cascarón
  • huevo
  • nueces
  • vegetales verdes

7. Magnesio

Se necesitan nutrientes para mover los músculos; contracción y relajación. El magnesio también ayuda a mantener la densidad ósea y muscular, lo que puede prevenir trastornos de la columna. Además, el cuerpo necesita magnesio para utilizar las proteínas de manera óptima.

El magnesio se puede obtener de fuentes alimentarias:

  • trigo
  • patata
  • frutas: kiwi, aguacate y plátano
  • vegetales verdes

8. Calcio

Es un nutriente importante para mantener la salud y la densidad ósea a lo largo de las edades, especialmente en los ancianos. Se necesita una ingesta adecuada para prevenir la osteoporosis que resulta en debilidad y fragilidad ósea y fracturas en la columna.

El calcio se encuentra en los alimentos:

  • leche y diversos productos lácteos
  • vegetales verdes
  • saber
  • nueces
  • salmón y sardinas
  • algunos ingredientes alimentarios complementarios: sésamo, maíz y almendra

LEER TAMBIÉN:

  • Superar el dolor lumbar durante el embarazo
  • 6 hábitos que sin saberlo hacen que le duela la espalda
  • ¿Es la reflexología buena para el cuerpo?