Guía de alimentación para quienes padecen enfermedad inflamatoria intestinal

Si tiene enfermedad inflamatoria intestinal o colitis ulcerosa, debe prestar mucha atención a la comida que ingresa a su estómago. La razón es que ciertos alimentos pueden desencadenar los síntomas y la gravedad de la enfermedad. Para seguir obteniendo los nutrientes que necesita y la enfermedad no se repita, eche un vistazo a la siguiente guía de alimentación.

Una guía de alimentación para personas con enfermedad inflamatoria intestinal

1. Come poco pero con frecuencia

Si anteriormente comía comidas abundantes dos o tres veces al día, ahora debe cambiar. Las personas que tienen colitis ulcerosa, sus intestinos ya no pueden funcionar de manera normal y óptima.

Comer porciones grandes en realidad hace que el trabajo de los intestinos lesionados sea muy pesado. Como resultado, la inflamación en los intestinos puede empeorar.

En lugar de comer porciones grandes a la vez, es mejor comer porciones pequeñas pero con frecuencia. Por ejemplo, coma de cinco a seis veces al día en porciones más pequeñas de lo habitual. De esta manera, ayuda a aliviar la carga de trabajo de los intestinos.

2. Limite la ingesta de sal y grasas

Por lo general, los medicamentos recetados para tratar la colitis pueden tener efectos secundarios si ingiere demasiada sal. Los efectos secundarios que aparecerán son hinchazón e hinchazón.

No solo sal, también debes limitar tu ingesta diaria de grasas. Los alimentos grasos hacen que el estómago se hinche, se hinche y tenga diarrea. Por eso, en aras de una mejor salud, debe limitar su ingesta diaria de sal y grasas.

3. No consuma productos lácteos

Por lo general, las personas que padecen enfermedad inflamatoria intestinal también tienen intolerancia a la lactosa. La intolerancia a la lactosa es una condición en la que el cuerpo no puede digerir la lactosa. La lactosa es un azúcar natural que se encuentra en la leche y los productos lácteos.

Si insiste en seguir consumiendo productos lácteos, corre el riesgo de sufrir diarrea, dolor de estómago e hinchazón. Por esta razón, evitar todos los productos lácteos es una buena elección para mantener la salud intestinal.

4. Limitar la ingesta de fibra

Aunque la fibra es muy buena para la digestión, en personas con colitis la porción debe ser limitada. Demasiada fibra puede dificultar el trabajo de los intestinos y empeorar los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal. Por lo tanto, debe preguntarle a su médico cuánta fibra puede consumir en un día.

Cuando coma frutas o verduras, también puede ser más astuto que para hacerlas más fáciles de digerir, por ejemplo, hirviéndolas, al vapor o procesándolas en jugo.

5. Evite los refrescos, la cafeína y el alcohol

Si tiene una enfermedad inflamatoria intestinal, es una señal de que debe despedirse de los refrescos, la cafeína y el alcohol. Estas tres bebidas pueden irritar el revestimiento de los intestinos. La combinación de cafeína y azúcar, por ejemplo, puede provocar diarrea e hinchazón. Es mejor beber más agua, que es claramente más saludable.

6. Registre su dieta

Todo el mundo tiene una reacción corporal diferente a determinados alimentos y bebidas. Por lo tanto, es obligatorio que tenga un registro de alimentos personal que contenga una lista de alimentos y bebidas diarios y sus reacciones en el cuerpo. Aunque parece un poco incómodo, este portátil es muy útil para ayudar a reducir síntomas similares en el futuro debido a una mala alimentación.