¿La grasa del muslo es difícil de perder? Esta es la causa

El exceso de grasa en los muslos ciertamente hace que los muslos parezcan más grandes. Esto puede ser un problema para algunas personas. De hecho, también puede quejarse de la dificultad de quemar grasa de los muslos. Aquí están las causas y cómo solucionarlas.

Las causas de la grasa en los muslos son difíciles de perder.

Cualquier persona puede acumular grasa en los muslos. Sin embargo, esto tiende a encontrarse en mujeres.

Muchos de ellos también tienen dificultades para hacer que sus muslos se vean pequeños, incluidos los hombres. La grasa de los muslos que es difícil de perder en realidad puede ser causada por una serie de cosas a pesar de que haya hecho ejercicio.

A continuación se presentan algunas de las razones por las que el tamaño de sus muslos no se reduce.

1. Genética

Los factores genéticos son la mayor posibilidad de que el ejercicio no reduzca el tamaño de sus muslos. Los genes tienen una gran influencia en el aumento de peso y esto también se aplica cuando intenta perder peso.

Si agrega grasa en los muslos primero, puede resultar difícil quemar grasa en esa área.

Según el Consejo Estadounidense de Ejercicio, cualquier área del cuerpo donde aumente de peso primero es a menudo la más difícil de cambiar.

Sin embargo, con tiempo y paciencia, el tamaño de los muslos eventualmente disminuirá.

2. Edad

No solo la genética, la edad también juega un papel importante en el proceso de quema de grasa, incluidos los muslos. A medida que envejece, su cuerpo perderá más masa muscular. Esto se debe a que el músculo quema más calorías que la grasa.

Mientras tanto, perder músculo reducirá las necesidades calóricas diarias, por lo que la misma forma de adelgazar en los muslos no será tan efectiva.

Quemar grasa de los muslos requiere más de una forma. Es necesario reducir la ingesta de calorías acompañada de actividad física como forma de encoger los muslos.

3. Método incorrecto para quemar grasa en los muslos

Es innegable que la forma incorrecta de quemar grasa en los muslos puede ser la razón por la que hasta ahora tus esfuerzos no han dado resultado.

Si hace ejercicio con más frecuencia que depende más de sus piernas, su cuerpo puede estar construyendo músculo en lugar de quemar calorías en esa área.

En lugar de concentrarse solo en los ejercicios de la parte inferior del cuerpo, intente aumentar su actividad aeróbica junto con una dieta saludable.

Ejercicios para la parte inferior del cuerpo, como sentadillas o estocadas, no solo está destinado a eliminar la grasa en determinadas partes. Este tipo de ejercicio se suele realizar para fortalecer y tonificar los músculos.

4. Fase de meseta

Durante el proceso de pérdida de peso, casi todo el mundo llegará a una fase de meseta.

La fase de meseta es un momento en el que no vuelve a perder peso durante un cierto período de tiempo, a pesar de que ha estado haciendo ejercicio y haciendo dieta. Esto también se aplica cuando desea reducir el tamaño de sus muslos.

Estos períodos son normales y pueden deberse a varios factores, como:

  • estrés,
  • el cuerpo ha comenzado a adaptarse
  • el metabolismo se ralentiza
  • dejar de hacer dieta.

Es por eso que debe ser paciente y mantener su ingesta diaria de calorías, ser coherente con su programa de ejercicios y controlar el estrés. Esto es para que pueda pasar con éxito esta fase y adelgazar los muslos.

5. Es demasiado pronto para esperar resultados

La clave del éxito de la quema de grasa en los muslos es ser paciente durante el proceso. Algunas personas pueden ser poco realistas y esperan tener muslos más pequeños en solo unos pocos entrenamientos.

De hecho, quemar el exceso de grasa no es fácil y puede suceder simplemente ir al gimnasio 3-4 veces. De hecho, es posible que la pérdida de peso que se produce después de hacer ejercicio durante una semana no produzca un cambio en el tamaño de los muslos.

Necesita tiempo para quemar la grasa de los muslos para obtener los resultados deseados. No olvide incluir tipos de ejercicio que involucren piernas, fuerza y ‚Äč‚Äčejercicio aeróbico. Este ejercicio también debe ir acompañado de una dieta saludable.

Si tiene más preguntas sobre la grasa del muslo, hable con su médico o nutricionista para encontrar una solución precisa.


$config[zx-auto] not found$config[zx-overlay] not found